Análisis Monsters (probably) stole my princess

Es la primera vez que me cruzo con el nuevo formato “Minis” que pretende popularizar SONY. Igual muchos no sabéis aún qué son los “Minis”. La compañía nipona ha creado un tipo de juegos de corte sencillo, jugabilidad y entretenimiento rápidos y de duración lmitada, todo para conseguir archivos de rápida distribución digital tanto para PSP como para PS3. Esto puede llegar a ser una gran puesta en escena para jugadores amantes de lo retro o jugadores con poco tiempo que busquen juegos sencillos. Desde luego, es así como se plantea “Monsters (probably) stole my princess”.

monsters-probably-stole-my-princess

Historia:

La historia del juego comienza cuando The Duke, que es como el personaje se hace llamar, siente un temblor en su castillo. Al ir a mirar lo sucedido ve que la princesa no está, que ha sido secuestrada. Es entonces cuando decide ir a rescatarla. Mmm… ¿De qué me sonará eso?

El caso es que los monstruos, habitantes de éste peculiar mundo, huyen de ti al verte por que sienten terror de tu personaje. Por esta razón tu deber es alcanzarlos antes de que escapen para sacarles toda información posible sobre el paradero de tu princesa.

Debo decir que aunque el juego es corto tiene un final que sorprenderá al más pintado.

Gráficos:

La apariencia gráfica de dibujo animado que se ha decidido usar para el juego ayuda bastante a atraer y caer en gracia a los posibles compradores. Sus animaciones no son nada bruscas y como ya he mencionado ayudan bastante en la trama y en el humor que derrocha el juego. Al gastar el juego un sentido del humor muy gráfico el estilo “cartoon” se antoja como ideal para saber esbozar sonrisas en los jugadores.

Es cierto que el juego tiene algunas cosas mejorables en cuanto a animaciones, o más bien un poco de escasez en cuanto a éstas, pero hay que tener en cuenta el concepto MINIS de Sony, que lo que pretende es dar un entretenimiento rápido, simple y sin complicaciones, a un precio además muy asequible (9,99€). Lo cierto es que el juego consigue lo que se propone: divertirnos y hacernos reír por un rato.

Jugabilidad:

Monsters (probably) stole my princess es un juego de scroll vertical que consta de seis fases. En todas ellas comienzas enfrentándote a algún monstruo, cuyos diseños son variados y originales. Alguno de dichos monstruos recuerdan a leyendas como el Chtulhu —si eres fan de las novelas de Lovecraft sabrás a lo que me refiero—.

Probablemente su pega sea su escasa duración —algo que ya he comentado pero que es imprescindible hacer notar para aquéllos que pudieran esperar muchas horas de juego ante un MINIS—, que se ha intentado disimular un poco gracias a dos modos de juego: modo historia y ataque al tiempo. Lo cierto es que los dos modos son prácticamente iguales, siendo sólo que el segundo añade la necesidad de conseguir los puntos que se te piden para desbloquear la siguiente fase en un tiempo límite. A parte de eso, el juego consiste en impedir que los monstruos escapen del nivel gracias a la escalada que deberá llevar a cabo The Duke en cada nivel.

Controlar el juego es fácil. Podemos hacer uso de engancharnos a la pared una vez por cada ocasión que pisemos alguna plataforma, cosa que si dominamos hará más fácil el ascenso por los niveles. Para conseguir acabar con el monstruo de cada nivel y avanzar así hacia el siguiente solo hay que subir y golpear tres veces al enemigo para engancharte a él y derrotarlo.

Los escenarios son variados, pero no se puede decir lo mismo del estilo de juego, donde hubiera sido de agradecer algún nivel un poco más allá de la escalada continuada.

Sonido/Idioma:

El juego está en un inglés sencillo, bien acompañado por una banda sonora de música clásica que no disgustará a nadie. Por suerte, el juego es muy gráfico, por lo que el desconocer la lengua de Shakespeare tampoco nos hará perdernos los mejores momentos del juego.

Conclusión:

101 Megas de descarga para un juego válido para disfrutar en PSP y para jugar en la PS3, siempre y cuando se entienda que no estamos ante una superproducción sino ante lo que se podría denominar una forma más de incentivar los juegos Indie por parte de Sony. Si somos habilidosos se nos puede hacer corto, unos 15 ó 20 minutos en su modo historia, aunque será muy difícil no dejar caer una carcajada y una sonrisilla en ese tiempo de juego.

Deja un comentario